Demo Blog
Estas en la pagina del grupo juvenil juan pablo II ! Disfrutala

Bienvenidos al sitio del "Grupo Juan Pablo II

by Nombre: Juan Pablo II on Nov.22, 2009, under

Bienvenidos

Bienvenidos!!

"Jovenes son el porvenir del mundo; son la esperanza de la Iglesia; son mi esperanza" Juan Pablo II

Bueno... los invitamos a todos los jovenes de Neuquén, que sientan ganas de aumentar la fe en Dios a que concurran los Sabados de 17hs a 19hs a la capilla Nuestra Señora de Lourdes que se encuentra en la calle Primeros Pinos 265
Tienen que haber hecho la confirmacion previamente.

Los esperamos con los brazos abiertos....


Grupo Juan Pablo II

Escuchennos en la 97.5 de 18:45 a 19:30 en el programa "la Fogata".

Desde ya muchas gracias y una bienvenida a este sitio que seguira adelante dia a dia junto a todos nosotros


19 comentarios more...

19 comentarios

  • Anónimo

    ojala se puede aprovechar esto.. seria muy lindo que podamos llegar a la comunidad a travez de sitio de internet por lo menos.. me parece que me ganaron de mano uno arriba che.. jaja.. los dejo chicos..un abrazo grande y si tienen alguna duda o me quieren dar una recomendacion sobre el sitio avisenme ;)
    Nico

  • Anónimo

    quiero publicau una breve biografia de el pontificado de Juan Pablo II:

    Karol Józef Wojtyła, conocido como Juan Pablo II desde su elección al papado en octubre de 1978, nació en Wadowice, una pequeña ciudad a 50 kms. de Cracovia, el 18 de mayo de 1920. Era el más pequeño de los tres hijos de Karol Wojtyła y Emilia Kaczorowska. Su madre falleció en 1929. Su hermano mayor Edmund (médico) murió en 1932 y su padre (suboficial del ejército) en 1941. Su hermana Olga murió antes de que naciera él.

    Fue bautizado por el sacerdote Franciszek Zak el 20 de junio de 1920 en la Iglesia parroquial de Wadowice; a los 9 años hizo la Primera Comunión, y a los 18 recibió la Confirmación. Terminados los estudios de enseñanza media en la escuela Marcin Wadowita de Wadowice, se matriculó en 1938 en la Universidad Jagellónica de Cracovia y en una escuela de teatro.

    Cuando las fuerzas de ocupación nazi cerraron la Universidad, en 1939, el joven Karol tuvo que trabajar en una cantera y luego en una fábrica química (Solvay), para ganarse la vida y evitar la deportación a Alemania.

    A partir de 1942, al sentir la vocación al sacerdocio, siguió las clases de formación del seminario clandestino de Cracovia, dirigido por el Arzobispo de Cracovia, Cardenal Adam Stefan Sapieha. Al mismo tiempo, fue uno de los promotores del "Teatro Rapsódico", también clandestino.

    Tras la segunda guerra mundial, continuó sus estudios en el seminario mayor de Cracovia, nuevamente abierto, y en la Facultad de Teología de la Universidad Jagellónica, hasta su ordenación sacerdotal en Cracovia el 1 de noviembre de 1946 de manos del Arzobispo Sapieha.

    Seguidamente fue enviado a Roma, donde, bajo la dirección del dominico francés Garrigou-Lagrange, se doctoró en 1948 en teología, con una tesis sobre el tema de la fe en las obras de San Juan de la Cruz (Doctrina de fide apud Sanctum Ioannem a Cruce). En aquel período aprovechó sus vacaciones para ejercer el ministerio pastoral entre los emigrantes polacos de Francia, Bélgica y Holanda.

    En 1948 volvió a Polonia, y fue vicario en diversas parroquias de Cracovia y capellán de los universitarios hasta 1951, cuando reanudó sus estudios filosóficos y teológicos. En 1953 presentó en la Universidad Católica de Lublin una tesis titulada "Valoración de la posibilidad de fundar una ética católica sobre la base del sistema ético de Max Scheler". Después pasó a ser profesor de Teología Moral y Etica Social en el seminario mayor de Cracovia y en la facultad de Teología de Lublin.

    El 4 de julio de 1958 fue nombrado por Pío XII Obispo titular de Olmi y Auxiliar de Cracovia. Recibió la ordenación episcopal el 28 de septiembre de 1958 en la catedral del Wawel (Cracovia), de manos del Arzobispo Eugeniusz Baziak.

    El 13 de enero de 1964 fue nombrado Arzobispo de Cracovia por Pablo VI, quien le hizo cardenal el 26 de junio de 1967, con el título de San Cesareo en Palatio, Diaconía elevada pro illa vice a título presbiteral.

    Además de participar en el Concilio Vaticano II (1962-1965), con una contribución importante en la elaboración de la constitución Gaudium et spes, el Cardenal Wojtyła tomó parte en las cinco asambleas del Sínodo de los Obispos anteriores a su pontificado.

    Los cardenales reunidos en Cónclave le eligieron Papa el 16 de octubre de 1978. Tomó el nombre de Juan Pablo II y el 22 de octubre comenzó solemnemente su ministerio petrino como 263 sucesor del Apóstol Pedro. Su pontificado ha sido uno de los más largos de la historia de la Iglesia y ha durado casi 27 años.

    Juan Pablo II ejerció su ministerio petrino con incansable espíritu misionero, dedicando todas sus energías, movido por la "sollicitudo omnium Ecclesiarum" y por la caridad abierta a toda la humanidad. Realizó 104 viajes apostólicos fuera de Italia, y 146 por el interior de este país. Además, como Obispo de Roma, visitó 317 de las 333 parroquias romanas.

    Más que todos sus predecesores se encontró con el pueblo de Dios y con los responsables de las naciones: más de 17.600.000 peregrinos participaron en las 1166 Audiencias Generales que se celebran los miércoles. Ese numero no incluye las otras audiencias especiales y las ceremonias religiosas [más de 8 millones de peregrinos durante el Gran Jubileo del año 2000] y los millones de fieles que el Papa encontró durante las visitas pastorales efectuadas en Italia y en el resto del mundo. Hay que recordar también las numerosas personalidades de gobierno con las que se entrevistó durante las 38 visitas oficiales y las 738 audiencias o encuentros con jefes de Estado y 246 audiencias y encuentros con Primeros Ministros.

    Su amor a los jóvenes le impulsó a iniciar en 1985 las Jornadas Mundiales de la Juventud. En las 19 ediciones de la JMJ celebradas a lo largo de su pontificado se reunieron millones de jóvenes de todo el mundo. Además, su atención hacia la familia se puso de manifiesto con los encuentros mundiales de las familias, inaugurados por él en 1994.

    Juan Pablo II promovió el diálogo con los judíos y con los representantes de las demás religiones, convocándolos en varias ocasiones a encuentros de oración por la paz, especialmente en Asís.

    Bajo su guía, la Iglesia se acercó al tercer milenio y celebró el Gran Jubileo del año 2000, según las líneas indicadas por él en la carta apostólica Tertio millennio adveniente; y se asomó después a la nueva época, recibiendo sus indicaciones en la carta apostólica Novo millennio ineunte, en la que mostraba a los fieles el camino del tiempo futuro.

    Con el Año de la Redención, el Año Mariano y el Año de la Eucaristía, promovió la renovación espiritual de la Iglesia.

    Realizó numerosas canonizaciones y beatificaciones para mostrar innumerables ejemplos de santidad de hoy, que sirvieran de estímulo a los hombres de nuestro tiempo: celebró 147 ceremonias de beatificación -en las que proclamó 1338 beatos- y 51 canonizaciones, con un total de 482 santos. Proclamó a santa Teresa del Niño Jesús Doctora de la Iglesia.

    Amplió notablemente el Colegio cardenalicio, creando 231 cardenales (más uno "in pectore", cuyo nombre no se hizo público antes de su muerte) en 9 consistorios. Además, convocó 6 reuniones plenarias del colegio cardenalicio.

    Presidió 15 Asambleas del Sínodo de los obispos: 6 generales ordinarias (1980, 1983, 1987, 1990, 1994 y 2001), 1 general extraordinaria (1985) y 8 especiales (1980, 1991, 1994, 1995, 1997, 1998 (2) y 1999).

    Entre sus documentos principales se incluyen: 14 Encíclicas, 15 Exhortaciones apostólicas, 11 Constituciones apostólicas y 45 Cartas apostólicas.

    Promulgó el Catecismo de la Iglesia Católica, a la luz de la Revelación, autorizadamente interpretada por el Concilio Vaticano II. Reformó el Código de Derecho Canónico y el Código de Cánones de las Iglesias Orientales; y reorganizó la Curia Romana.

    Publicó también cinco libros como doctor privado: "Cruzando el umbral de la esperanza" (octubre de 1994);"Don y misterio: en el quincuagésimo aniversario de mi ordenación sacerdotal" (noviembre de 1996); "Tríptico romano - Meditaciones", libro de poesías (marzo de 2003); “¡Levantaos! ¡Vamos!” (mayo de 2004) y “Memoria e identidad” (febrero de 2005).

    Juan Pablo II falleció el 2 de abril de 2005, a las 21.37, mientras concluía el sábado, y ya habíamos entrado en la octava de Pascua y domingo de la Misericordia Divina.

    Desde aquella noche hasta el 8 de abril, día en que se celebraron las exequias del difunto pontífice, más de tres millones de peregrinos rindieron homenaje a Juan Pablo II, haciendo incluso 24 horas de cola para poder acceder a la basílica de San Pedro.

    El 28 de abril, el Santo Padre Benedicto XVI dispensó del tiempo de cinco años de espera tras la muerte para iniciar la causa de beatificación y canonización de Juan Pablo II. La causa la abrió oficialmente el cardenal Camillo Ruini, vicario general para la diócesis de Roma, el 28 de junio de 2005.
    me encanto esta iniciativa nico, te felicito
    Cristian Dp

  • Anónimo

    me pareció muy interesante este artículo, que es muy importante a tener en cuenta:

    Software de santidad cristiana
    Si después del mes no consigues ser santo, revisa si has cumplido todas las instrucciones


    Software de santidad cristiana
    Manuel no lo podía creer: ¡un programa de computación para ser santos!. Además, según decía la presentación, “de modo seguro y con dificultades, en un mes”. Lo normal es que te digan “de modo fácil”, pero lo de las dificultades estimuló a aquel joven de 17 años.

    Tomó en seguida aquella caja. Fue a la computadora. Introdujo el cdrom y empezó a correr la presentación. Como saludo inicial, aparecieron un Cristo crucificado, una tumba abierta y una silueta de la Virgen. Sonaban las notas de una música desconocida pero serena, como un Ave María lleno de lirismo.

    En la parte superior derecha brillaba de modo intermitente una especie de corona como esa que ponen a los santos en las imágenes. Manuel apretó allí, y apareció una nueva pantalla:

    “Es muy fácil ser santo, pero exige mucha voluntad. ¿Te atreves?” El sí y el no se encendieron a los lados.

    Manuel apretó el sí. “¿Seguro que tienes voluntad? Este programa no vale para personas inconstantes”.

    Con un nuevo sí entró en el siguiente menú: “Condiciones de uso”. El preámbulo era severo:

    “Para iniciar el camino hacia la santidad hay que recordar lo que Dios nos pide en los Mandamientos y lo que Jesús nos enseña en el Evangelio, especialmente las bienaventuranzas. ¿Sabes cuáles son los Mandamientos? ¿Conoces las bienaventuranzas?” Al final, una flecha permitía pasar al siguiente menú.

    Manuel pudo leer así los diez mandamientos (Deuteronomio 5, 6-21) y las bienaventuranzas (evangelio según san Mateo, capítulo 5). El programa parecía exigente: “Amarás al Señor tu Dios...” Cada mandamiento tenía un tono claro y comprometedor. Luego, las bienaventuranzas: felices los que tienen hambre de la justicia, los mansos, los limpios de corazón, los misericordiosos...

    Acabada esta parte del software, apareció un texto:

    “Ya conoces el programa de Cristo en sus líneas generales. Te falta por leer todo el Evangelio y el Catecismo de la Iglesia Católica. ¿Te comprometes a hacerlo?” Después de dar el sí, brilló una nueva pregunta: “¿Estás seguro? Te advierto que no es fácil, que tendrás que dejar cosas que te gustan y que muchos empezarán a reírse de ti”. Manuel volvió a apretar el sí.

    “Te quedan dos pasos importantes. El primero consiste en vivir muy cerca del Espíritu Santo, dialogar continuamente con Él, tomar todas las decisiones bajo su consejo. ¿Aceptas?” Tras apretar el sí Manuel se encontró con una pantalla imprevista: “¿De verdad sabes quién es el Espíritu Santo? Si no lo sabes, lee el Catecismo” (con un enlace que permitía acceder a una explicación sobre el Espíritu Santo).

    Manuel, que había estudiado algo de religión, que había ido a clases muy buenas de catequesis para prepararse a la confirmación, dijo que sí. Entonces el programa le llevó a la última etapa.

    “El segundo paso es que tienes que comprometerte a vigilar y rezar. Vigilar para no caer en tentación. Si caes alguna vez, aprieta aquí [y se habría una pantalla en la que se explicaba el sacramento de la confesión]. Luego, rezar, porque sólo Dios es Santo, sólo Dios puede darte la santidad”. [Y aparecía un enlace que llevaba a la explicación de la oración cristiana].

    “¿Estás listo para empezar?” Manuel volvió a decir que sí. La penúltima pantalla decía así:

    “¡Felicidades por tu valor! Ahora te queda un mes para probar. Si después del mes no consigues ser santo, revisa si has cumplido todas las instrucciones. Si las has llevado a cabo y aún no eres santo, tienes derecho a que te devuelvan el dinero, pero te aseguramos que no habrás perdido tu tiempo...”

    Un cuadro en el centro de la parte inferior brillaba con estas palabras: “No olvides que...” Manuel apretó encima y apareció el último menú, con una hermosa imagen de la Virgen:

    “Recuerda: la Virgen María es nuestra Madre. No dejes de tratarla con cariño. Ella es la más buena y más santa entre los seres humanos. Ser santos consiste, simplemente, en cogerse de su mano y repetir como Ella, en cada momento, en cada situación: ‘He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra’”.

    Postdata: Algunos usuarios han enviado observaciones para mejorar el software. Una es sumamente importante: para ser santo hay que tener corazón de niño... Si Dios quiere y el tiempo lo permite, en un futuro se podría lanzar a la red la versión 2.0 del programa...

    JOVENES SE PUEDE SER SANTOS, PERO RECORDEMOS QUE LO 1ERO ES DECIRLE SI A DIOS
    CRISTIAN DP

  • Anónimo

    RECORDANDO QUE JUAN PABLO II SIEMPRE SE DESTACÓ POR SU GRAN AMOR A NUESTRA MADRE, LA VIRGEN MARÍA, LES DEJO UNAS PALABRAS DE NUESTRO QUERIDO PAPA A LOS JÓVENES:
    María y Tú

    El largo y silencioso itinerario de la Virgen que se inició con el "Fiat" gozoso de Nazaret y se cubrió de oscuros presagios en la presentación del Primogénito en el templo, encontró en el Calvario su coronamiento salvífico. "La Madre miraba con ojos de piedad las llagas del Hijo, de quien sabía que iba a venir la redención del mundo" (ib., 49). Crucificada con el Hijo crucificado (cf. Gál 2, 20), contemplaba con angustia de Madre y con heroica fe de discípula, la muerte de su Dios; "consintiendo amorosamente en la inmolación de la Víctima que Ella misma había engendrado" (Lumen Gentium, 58) para ese Sacrificio.

    Entonces pronunció su último "Fiat", cumpliendo la voluntad del Padre en favor nuestro y acogiéndonos a todos como a hijos, en virtud del testamento de Cristo: "Mujer, he ahí a tu hijo" (Jn 19, 26)."He ahí a tu Madre", dijo; "y el discípulo la acogió en su casa" (Jn 19, 27): el discípulo virgen acogió a la Virgen Madre como su luz, su tesoro, su bien, como el don más querido heredado del Señor. Y la amó tiernamente con corazón de hijo. "Por esto, no me maravillo -escribe Ambrosio- de que haya narrado los divinos misterios mejor que los otros aquel que tuvo frente a sí a la morada de los misterios celestes" (Ambrosio, ib., 50).

    Jóvenes: Acoged también vosotros a María en vuestro corazón y en vuestra vida: que sea Ella la idea inspiradora de vuestra fe, la estrella luminosa de vuestro camino pascual, para construir un mundo nuevo en la luz del Resucitado, esperando la Pascua eterna del reino.

    Jubileo de los Jóvenes, Abril de 1984

  • Anónimo

    hola soy de mexico y esta muy bonita su pagina.
    Sigan adelante hechandoles muchas ganas , que en este mundo hace falta jovenes como ustedes !
    que dios lo bendigaa y les mandamos un cordial saludos los jovenes del "GRUPO JUVENIL JUAN PABLO II" "educar para amar y servir"

  • Anónimo

    hola muy linda la pagina que hizo nico.. la verdad me gusto mucho.. espero que apartir de esto se sume mas gente y depaso que la gente nos valla conociendo de apoco... que sepan que somos un grupo muy lindo...
    bueno les dejo un beso a todos lauu

  • Anónimo

    DON BOSCO DECIA:

    + “Así como no hay terreno tan ingrato y estéril, que mediante larga paciencia no dé finalmente rendimiento,
    así sucede también en el hombre, que es un terreno espiritual,
    por muy estéril y resistente que sea,
    tarde o temprano tendrá sentimientos nobles,
    que redundarán en obras de
    virtud. Todo joven por muy desgraciado que sea,
    tiene un lado accesible para el bien
    y el primer deber del educador es, hallar ese punto,
    ésta cuerda sensible del corazón para sacar frutos.”

  • Anónimo

    DON BOSCO DECIA:
    + “El tesoro más grande que se puede hallar en el cielo y en la tierra,
    está en el Sagrario de cada Iglesia,
    pues ahí habita el Dueño de todo lo creado.
    ¿Quieren ustedes que el demonio los asalte?
    Visiten raramente a Jesús Sacramentado.
    ¿Quieren que huya de ustedes?
    Visiten frecuentemente a Jesús escondido bajo las Especies Eucarísticas.”

  • Anónimo

    El día 9 de marzo celebramos el 152 aniversario de la muerte de Domingo Savio y su recuerdo, más vivo que nunca, nos compromete.
    Don Bosco no duda en escribir en su biografía del joven Savio que en el Oratorio, “todos eran amigos de Domingo”. Cuenta Don Bosco cómo era el “alma” de los recreos, bromeaba y creaba un ambiente alegre a su alrededor que hacía que sus compañeros lo buscasen porque a su lado se divertían. Era el compañero vivaz, dicharachero y desenvuelto que se hacía querer por su buen humor, su sencillez y su bondad. Continúa Don Bosco: “Su semblante alegre, su índole vivaz, lo hacían querido de sus compañeros aún de aquellos más gamberros”
    Un día en que llegó al Oratorio un chico nuevo, Don Bosco – como en tantas otras ocasiones – pidió a Domingo que estuviese pendiente de él para que se encontrase a gusto desde el principio. Domingo se presentó a él y con amabilidad y cercanía le fue presentando a todos y enseñándole el Oratorio. Es el mismo Don Bosco quien nos transmite una estupenda conversación con Camillo Gavio, que así se llamaba el nuevo compañero: “¿Sabes? – le dijo Domingo - Aquí nosotros hacemos consistir la santidad en estar muy alegres... empieza también tú a hacer tuyo este programa de vida: ‘servid al Señor en alegría’ ¡Ya verás que bien!”.
    Las tres sugerencias de Don Bosco a sus jóvenes: alegría, trabajo y piedad serán las claves del camino de crecimiento de muchos de ellos. En especial, la alegría será una de las características de la espiritualidad que él propondrá siempre a sus muchachos. La alegría que Don Bosco invitaba a vivir brota del corazón y tiene su fuente en la buena noticia del Evangelio y en el encuentro con Jesucristo.
    No se trata de una sonrisa forzada y circunstancial, sino del gozo que brota del corazón cuando descubrimos que es posible vivir en armonía porque hemos experimentado el amor de Dios que en Jesucristo nos ha abrazado entrañablemente. Esta es la experiencia de Domingo: sentirse amado por Dios y hacer crecer, en el encuentro con el Señor, espacios interiores de libertad que le hacen vivir en alegría la entrega generosa a los demás.
    En la alegría, como valor a cultivar en la vida diaria, encontramos una vereda de crecimiento personal que le da a lo cotidiano un tono particular: capacidad para afrontar las dificultades sin dejarse vencer, ánimo para asumir las responsabilidades de cada día, optimismo para dar nuevos pasos en el compromiso personal, talante bondadoso en el encuentro con las personas para las que siempre tenemos el gesto oportuno y la palabra amable ¿No te parece un camino extraordinario? Es justo ahí, en la vida sencilla de cada día, donde se fragua la santidad simpática de Domingo Savio sin grandes alardes, pero con la profundidad de quien ha decidido no quedarse en la cáscara de las cosas.
    ¿Sabes? Sólo quien cuida su interioridad alcanza niveles de serenidad y de alegría impensables fuera de esta perspectiva. Cuida tu encuentro el Señor cada día, deja que tu amistad con él abra espacios de libertad en tu interior y ponle, también tú, una sonrisa amable y contagiosa a tu realidad cotidiana. Verás que todo se transforma.

  • Anónimo

    DON BOSCO DECIA:
    + La afabilidad sea su continuo modo de tratar a los demás;
    gánense los corazones de los jóvenes por medio del amor:
    recuerden ustedes siempre la máxima de San Francisco de Sales:
    "Más moscas se cazan con una gota de miel
    que con un barril de vinagre".

  • Anónimo

    DON BOSCO DECIA:
    “Todas las mañanas al despertar,
    encomienden a Dios todas las ocupaciones del día.
    Mientras estén jugando o conversando
    o en otro cualquier pasatiempo,
    eleven de vez en cuando su mente al Señor,
    ofreciéndole esas acciones a El.”

  • Anónimo

    DON BOSCO DECIA: “La Virgen María nos asegura que, si somos sus verdaderos devotos,
    nos acogerá entre el número de sus hijos,
    nos cubrirá con su manto,
    nos colmará de bendiciones en esta vida
    para después obtenernos el cielo.”

  • Anónimo

    Queremos manifestar nuestra enorme alegría por cumplir 2 años como Grupo Juvenil.Gracias por todos los que nos han acompañado con sus oraciones. Aprovechamos a invitar a todos aquellos que hallan realizado el Sacramento de la Confirmación a sumarse a nuestro grupo. Nos juntamos los sabados en el horario de las 17 hs hasta las 19hs.

Publicar un comentario

Buscas algo?

Nuestro buscador se va a encagar de eso:

No encontrás lo que buscás? Contactate con nosotros ;)